el cazurro ilustrado

04 junio 2017

sembrando patatas

27 mayo 2017

La becera

20 mayo 2017

La Mimi se asea

16 mayo 2017

HASTA SIEMPRE, SILVIA.

Hoy ha muerto Silvia, tenía 31 años, amiga desde la infancia de mi hija Mª Luisa,  sus  itinerarios vitales se separaron  cuando llegaron a la universidad, pero  conservaron su amistad.   Intentando consolar a su padre, César,  recordé a Herodoto, cuando  cuenta el viaje que hizo Solón a Mileto para ver a Tales. Se sorprendió Solón de que Tales no hubiera pensado en casarse ni en tener hijos. Tales no dijo nada, pero urdió la trampa de simular que   un griego había llegado  con noticias de Atenas, y que había visto el entierro de un joven; preguntó Solón que de quien era hijo, le respondió que no había escuchado el nombre pero que decían que era hijo de un ilustre ateniense que estaba en Mileto. Con cada pregunta que hacía Solón, iba descubriendo que había sido su hijo el fallecido y comenzó a darse golpes en la cabeza y a hacer y decir lo que es común en estos tristes casos. Entonces, cuenta que Tales le detuvo y le dijo riendo: “Ve ahí, oh Solón, lo que me ha retraído de casarme y tener hijos: esto mismo que tanto te conmueve a ti y te hace sufrir tanto; pero no te aflijas, que no es cierto."
Critica Herodoto la postura de Tales como una necedad y pusilanimidad, asegurando que ha habido personas que en la muerte de sus hijos “no se han afligido inmoderadamente, ni han hecho nada indecoroso, y han continuado disfrutando con juicio de la vida: porque es la debilidad y no el amor lo que causa esos extremados pesares y temores en hombres que no están preparados por la razón contra la fortuna, los cuales no gozan de lo presente que desearon porque los agita lo futuro con pesares, con recelos y con sustos, por si serán privados de ello. Conviene, por tanto, no quedarse bien hallado en la pobreza por el recelo de verse privado de la hacienda, ni en la falta de amigos por la pérdida de ellos, ni en la vida célibe por la muerte de los hijos, sino manejarse con juicio en todo.”
Un abrazo para su familia y mi más sentido pésame.


14 mayo 2017

Romería Socastillo. Montuerto 2017

06 mayo 2017

El Curueño en primavera

01 mayo 2017

San Froilán 17. Ofrenda a cargo del consejero de Educación de CyL, Fer...

23 abril 2017

23 de Abril ¿Algo que celebrar?

Hoy, 23 de abril, tenemos tantas cosas que celebrar que nadie recuerda aquellas que tenemos que llorar. Se conmemora el día de Aragón, en honor a su patrón, San Jorge, muerto el 23 de abril de 303. En Cataluña se celebra la Diada de Sant Jordi, día de los enamorados, en el que se regalan libros y flores. En Alemania festejan el “ día de la cerveza” en recuerdo de la “ley de la pureza” , decretada por Guillermo IV de Baviera el 23 de abril de 1516, que establecía que la cerveza sólo se podía elaborar con tres ingredientes: agua, malta de cebada y lúpulo. Se homenajea al libro, dado que en un día como hoy nació y murió William Shakespeare ( 23 de abril de 1564 - 23 de abril de 1616) y falleció Miguel de Cervantes (29 de septiembre de 1547 - 23 de abril de 1616). Es también el día de nuestra Comunidad, Castilla y León, en recuerdo del ajusticiamiento de los comuneros Juan de Padilla, Juan Bravo y Francisco Maldonado en Villalar de los comuneros el 23 de abril de 1521, alzados contra Carlos I de España y V de Alemania.

En medio de esta orgía de celebraciones, nadie o pocos hablan de San Jorge como traidor a Diocleciano; ni del monopolio cervecero de Guillermo IV, que aumentó los precios al eliminar a otros cereales competidores; ni de la triste muerte de Shakespeare en medio de una fuerte fiebre en estado de embriaguez y probablemente canceroso; ni de las penas, infortunios, lesiones permanentes y pobrezas padecidas por Cervantes hasta su muerte; ni de los intereses ocultos de los comuneros que asaltaban los caminos, robaban iglesias, quemaban casas, saqueaban pueblos y arrasaban cosechas para que Antonio de Acuña , obispo de Zamora, lograra el Arzobispado de Toledo; para que Juan de Padilla consiguiera el maestrazgo de Santiago; para que Clavero gobernara el maestrazgo de Alcántara; para que el abad de Compludo se hiciera con el Obispado de Zamora; para que el prior de Valladolid se asentara en el Obispado de Palencia; para que Pedro Pimentel, Maldonado, Quintanilla, Sarabia, el licenciado Bernardino y Cabeza de Vaca se apoderasen de las suculentas rentas de la rebelión; para que Ramir Núñez fuera conde de Luna y Juan Bravo conde de Chinchón. Así pues, por cada celebración tenemos varios motivos de tribulación.

19 marzo 2017

Carrera

11 marzo 2017

Buitres

04 enero 2017

Diagnóstico de la lepra

JUAN FRAGOSO (1530-1597)
 Estudió en la Universidad de Alcalá, donde se graduó de bachiller de medicina el año 1552. Ejerció la profesión en Sevilla hasta finales de 1570, fecha en la que se trasladó a Madrid como cirujano de la Casa Real. Allí permaneció el resto de su vida, primero al servicio de la reina Ana y, más tarde, al de Felipe II.
Asi aconsejaba que se hiciera el diagnóstico de la lepra.

 "Declaración acerca de algún leproso.

El cirujano tomará juramento al enfermo que dirá verdad de lo que fuere preguntado: procurará consolarlo con palabras blandas y amorosas: se informará de su régimen y dieta, si ha tenido almorranas , bubas o empeines en la cara, o cualquiera otra enfermedad. Hará una sangría ancha del brazo; y examinará si el color de la sangre es de tierra o de plomo, si huele mal, si es viscosa o untuosa, si arenosa y áspera; y si lavada la sangre con agua, colada por un paño delgado, y estregándola, se hallaren en lo hondo granos como de tierra, carnosos y ñudosos, pues que esto es grande señal de lepra. Se mirará la cabeza y el rostro; si hay granos e hinchazones duras y redondas por toda la cara; Si su color es denegrido, y si está untuosa. Considérese la caída de los pelos si hacen eras, y si en lugar de los caidos salen otros mas cortos y ralos. Se observará si la frente está arrugada como de leon; si los ojos están redondos y el aspecto fijo y sin moverse. Considérense los párpados si están hinchados; si se caen los pelos de las cejas; si lo blanco del ojo está oscuro, y si están húmedos. Mírense las orejas, si están contrahechas y redondas por haberse consumido la parte carnosa. Si las narices están por de fuera como abiertas e hinchada. Inspecciónese la lengua, y véase si está denegrida, hinchada, y si debajo de ella están las venas dilatadas. Si están los labios alzados, gruesos , duros , hundidos y denegridos o cárdenos. Si las encías están gastadas, sucias y ásperas y con mal olor. Si tiene el enfermo ronquera, la voz oscura, como quebrada, o que habla por las narices. Si tiene consumidos los músculos de las manos, especialmente entre el dedo pulgar y el indicador. Si en el cuero del cuerpo hay albarazos, desigualdades y aspereza migranujada; si hay herpes, sarna ulcerosa o como escamas, de donde sale salvado. Si hay dolor punzante en todo el cuero o adormecimiento.Si los sueños son espantosos, que parece que ven los pacientes a los demonios, culebras, cuevas, Sepulturas y cuerpos muertos.Si tienen desordenado apetito del coito. Si hay flaqueza en el pulso.Si la orina es turbada y gruesa como de jumento.Por último, si hay constipacion de vientre, y regueldos a menudo, se podrá concluir que cualesquiera que tuviere estas señales 6 las mas de ellas, padecerá de elefancia o lepra.”

03 enero 2017

Niños, maestros. Enseñanza y aprendizaje

PEDRO DE PERA MATO,1572-1599  portugués, estudió lmedicina en la Universidad de Salamanca. Escribió varias obras de medicina.En una de ellas:” Medicus librus de regimine infantis et de regimine pregnantis et puerperce nuncupat.”

En el capítulo 7.° muestra el modo de dirigir los niños hasta los catorce años,de guiarles por el camino de la virtud y las ciencias y qué se les debe enseñar.
¡Adelantado a su tiempo, supo ver los principios del aprendizaje! Sirva de ejemplo el siguiente pasaje:
“Los niños de ambos sexos han de tener sus consocios; debe proponérseles un premio para que los aplicados se estimulen, y los díscolos se animen a seguirlos : pero a éstos no se les ha de obligar jamás con amenazas y con castigos , sino animarles con elogios y buenas esperanzas. No se han de entregar a un maestro brusco por mas sabio que sea , porque sus voces , sus reprensiones duras, sus amenazas y sus penas no servirán sino para otra cosa que para hacer a los niños aborrecer para siempre las letras. Con suavidad y con dulzura se consigue lo que no con azotes y con afrentas.»


15 diciembre 2016

Fiesta del Colegio Oficial de Psicología. CYL. 2016












































20 noviembre 2016

Niñ@s leed esto en vuestro día.

Estimad@ niñ@ que te ha tocado vivir en esta sociedad posmoderna, te conviene saber que a pesar de los avances en las ideas, el “pesimismo metodológico” propio de la tradición judeo-cristiana y musulmana también (inquisición, guerras santas, cruzadas, cilios, penitencias, exorcismos, excomuniones y hogueras) va a estar presente en muchas de las actuaciones de los adultos que se encargan de tu educación. El propio Freud te describió como “perverso polimorfo” y aún hoy hay seguidores y hasta defensores acérrimos de sus ideas.
Nadie te lo dirá, pero puede ocurrir que tengas un padre sometido al castigo de unas circunstancias laborales adversas, una madre que arrastra las mismas circunstancias a las que se añaden permanentemente y por doquier su autoimagen negativa, sus ideas de inferioridad o unas relaciones de pareja en continuas desavenencias y conflictos, en discusiones y envenenamientos; lo cotidiano en estas familias será lo aversivo, por mucho que se empeñen en dibujar imágenes idílicas. En tal situación o en tal estado cualquier comportamiento anormal o irregular que muestres puede desencadenar en ellos una tempestad emocional; esta zozobra puede elicitar la agresión y el castigo, por mucho que se legisle en su contra. Arrepentirse de inmediato, comprobar que la reacción ha sido desproporcionada, nada resolverá ; provocará sentimientos de culpa, que no es otra cosa que echar más leña al fuego, se tratará de más emoción, de más imprevisibilidad, de más susceptibilidad para responder al menor toque.
Tu comportamiento infantil puede considerarse como espejo del entorno socioeducativo en el que vives, por mucho que se empeñen en acusar a los genes, a los instintos o a constructos como la personalidad, el temperamento... .
Has de saber, estimado niño, que todo ser humano, por perverso que sea, por anormalmente que se comporte, con toda seguridad cuenta en su actuación cotidiana, en su conducirse habitual, con muchos más actos considerados como positivos, correctos o adaptados que con conductas calificadas de incorrectas anómalas o negativas. El mero hecho de vivir y desarrollarse entre seres humanos conlleva el aprendizaje de múltiples comportamientos de todo orden que forma parte de lo establecido por la comunidad en cuestión.
Pero has de saber, estimado niño, que como es lo “natural”, se juzgará como si de algo congénito se tratara. Se atenderá sistemáticamente a lo “ anómalo” de tu comportamiento y la ocupación básica se centrará en suprimir, eliminar el “ mal comportamiento” y los comportamientos correctos pasarán a un segundo o tercer término y serán aciagamente relegados e ignorados.
Tienes que saber, estimado niño, que cuando te conduzcas satisfactoriamente no harás sino cumplir con tu obligación, con tu deber. Tus “ buenos comportamientos”, tus conductas “normales” ni se apreciarán , ni se les dará importancia, ni se les otorgará mérito. Sólo interesarán si están ausentes. Los efectos que te lloverán por esta actitud de los adultos serán el incremento de la ansiedad, la desorganización del comportamiento, el empeoramiento de tu autoimagen y la probabilidad de recibir castigo, desaprobación o estimulación aversiva. Esto llevará a los adultos a no experimentar gratificación alguna a través de la relación establecida contigo ; sólo van a contar con la mísera satisfacción o consuelo de la supresión a corto plazo de algún comportamiento problemático. Ni siquiera se congratulará consigo mismo por esos aspectos positivos que posee tu comportamiento y que bien pudieran ser fruto de su personal actuación.
Has de saber, estimado niño, que el énfasis reiterado sobre lo que se hace mal y sobre la prohibición tendrá consecuencias claramente frenadoras sobre tu desarrollo , pero ha de saber tu educador, padre o maestro que tus conductas adaptadas, satisfactorias, precisan del reforzamiento para mantenerse y evolucionar positivamente, a pesar de las ideas simplistas, maniqueas, parciales, reduccionistas e interesadas que abundan en el mercado educativo.
Has de saber, estimado niño, que tu estabilidad emocional futura como adulto, no depende de que carezcas de experiencias aversivas en tu infancia, sino más bien de que si las tengas aunque, claro está, dentro de unos límites, esporádicas, previsibles y puntuales, por mucho que se empeñen en hacerte creer que en la vida todo es de color de rosa .

Y, Por último, en este día universal de la infancia, has de saber que hacer lo que se debe hacer y dejar de hacer lo que es preciso dejar de hacer, conlleva casi siempre desasosiego, dolor y esfuerzo; por mucho que se empeñen en hacerte creer que en esta vida todo es posible, tendrás que aprender que muy pocas cosas son probables.

30 agosto 2016

Ahora que se inicia el curso... leamos a B. Russell

"Tres pasiones, simples, pero abrumadora mente intensas, han gobernado mi vida: el ansia del amor, la búsqueda del conocimiento y una insoportable piedad por los sufrimientos de la humanidad. Estas tres pasiones, como vendavales, me han llevado de acá para allá, por una ruta cambiante, sobre un profundo océano de angustia, hasta el borde mismo de la desesperación. He buscado el amor, primero, porque comporta el éxtasis, un éxtasis tan grande, que a menudo hubiera sacrificado el resto de mi existencia por unas horas de ese gozo. Lo he buscado, en segundo lugar, porque alivia la soledad, esa terrible soledad en que la conciencia trémula se asoma al borde del mundo para otear el frío e insondable abismo sin vida. Lo he buscado, finalmente, porque en la unión del amor he visto, en una miniatura mística, la visión anticipada del cielo que han imaginado santos y poetas. Esto era lo que buscaba, y, aunque pudiera parecer demasiado bueno para esta vida humana, esto es lo que al fin he hallado. Con igual pasión he buscado el conocimiento. He deseado entender el corazón de los hombres. He deseado saber por qué brillan las estrellas. Y he tratado de aprender el poder pitagórico en virtud del cual el número domina al flujo. Algo de esto he logrado, aunque no mucho. El amor y el conocimiento, en la medida en que ambos eran posibles, me transportaban hacia el cielo. Pero siempre la piedad me hacía volver a la tierra. Resuena en mi corazón el eco de gritos de dolor. Niños hambrientos, víctimas torturadas por opresores, ancianos desvalidos, carga odiosa para sus hijos, y todo un mundo de soledad, pobreza y dolor convierten en una burla lo que debería ser la existencia humana. Deseo ardientemente aliviar el mal, pero no puedo, y yo también sufro. Esto ha sido mi vida. La he hallado digna de vivirse, y con gusto volvería a vivirla si se me ofreciese la oportunidad."
"….. Como docente, los Diez Mandamientos que quisiera promulgar podrían enunciarse del siguiente modo:

  1. No te sientas completamente seguro de nada.
  2. No creas que merece la pena ocultar la prueba, pues ésta es seguro que saldrá a la luz.
  3. No te desaliente nunca pensar que no vas a tener éxito.
  4. Cuando encuentres oposición, aun cuando sea de tu esposa o de tus hijos, esfuérzate por vencerla con argumentos y no por la autoridad, pues la victoria basada en la autoridad es ficticia e ilusoria.
  5. No tengas respeto a la autoridad de otros, pues siempre se encuentran autoridades que opinan lo contrario.
  6. No utilices el poder para reprimir opiniones que creas perniciosas, pues si lo haces, las opiniones te reprimirán a ti.
  7. No temas parecer excéntrico al opinar, pues todas las opiniones ahora admitidas fueron antes excéntricas.
  8. Mira con más agrado la discrepancia inteligente que el asentimiento pasivo, pues si valoras como es debido la inteligencia, lo primero supone un asentimiento más profundo que lo segundo.
  9. Sé escrupulosamente veraz, aun cuando la verdad sea inconveniente, pues será aún más inconveniente si tratas de ocultarla.
  10. No sientas envidia por la felicidad de otros que viven en un paraíso de necios, pues sólo un necio puede creer que eso es la felicidad".



23 abril 2016

23 de abril.....

Hoy, 23 de abril, tenemos tantas cosas que celebrar que nadie recuerda aquellas que tenemos que llorar. Se conmemora el día de Aragón, en honor a su patrón, San Jorge, muerto el 23 de abril de 303. En Cataluña se celebra la Diada de Sant Jordi, día de los enamorados, en el que se regalan libros y flores. En Alemania festejan el “ día de la cerveza” en recuerdo de la “ley de la pureza” , decretada por Guillermo IV de Baviera el 23 de abril de 1516, que establecía que la cerveza sólo se podía elaborar con tres ingredientes: agua, malta de cebada y lúpulo. Se homenajea al libro, dado que en un día como hoy nació y murió William Shakespeare ( 23 de abril de 1564 - 23 de abril de 1616) y falleció Miguel de Cervantes (29 de septiembre de 1547 - 23 de abril de 1616). Es también el día de nuestra Comunidad, Castilla y León, en recuerdo del ajusticiamiento de los comuneros Juan de Padilla, Juan Bravo y Francisco Maldonado en Villalar de los comuneros el 23 de abril de 1521, alzados contra Carlos I de España y V de Alemania.
En medio de esta orgía de celebraciones, nadie o pocos hablan de San Jorge como traidor a Diocleciano; ni del monopolio cervecero de Guillermo IV, que aumentó los precios al eliminar a otros cereales competidores; ni de la triste muerte de Shakespeare en medio de una fuerte fiebre en estado de embriaguez y probablemente canceroso; ni de las penas, infortunios, lesiones permanentes y pobrezas padecidas por Cervantes hasta su muerte; ni de los intereses ocultos de los comuneros que asaltaban los caminos, robaban iglesias, quemaban casas, saqueaban pueblos y arrasaban cosechas para que Antonio de Acuña , obispo de Zamora, lograra el Arzobispado de Toledo; para que Juan de Padilla consiguiera el maestrazgo de Santiago; para que Clavero gobernara el maestrazgo de Alcántara; para que el abad de Compludo se hiciera con el Obispado de Zamora; para que el prior de Valladolid se asentara en el Obispado de Palencia; para que Pedro Pimentel, Maldonado, Quintanilla, Sarabia, el licenciado Bernardino y Cabeza de Vaca se apoderasen de las suculentas rentas de la rebelión; para que Ramir Núñez fuera conde de Luna y Juan Bravo conde de Chinchón. Así pues, por cada celebración tenemos varios motivos de tribulación.