el cazurro ilustrado

21 octubre 2018

Ingenio agudo e ingenio de tortuga.


Al que penetra prontamente la verdad, y a la primera insinuación, digamos así, se impresiona de la fuerza de la razón, llamamos ingenio agudo, y penetrante. Otros por el contrario aun que lleguen al conocimiento de ella, es tan lentamente, que primero es necesario proponérsela con muchas razones, usar de muchos medios, traer mil símiles , y comparaciones ; todo esto por la resistencia del entendimiento que recibe la doctrina : y al cabo de tanto tiempo , y en medio de tanto trabajo, no suelen quedar enteramente satisfechos. A estos tales los solemos llamar con mucha propiedad ingenios de tortuga.

Juan Huarte de San Juan: “Examen  de ingenio para las ciencias” 1575

20 octubre 2018

Los gurúes de la alta tecnología están elaborando para nosotros religiones valientes.


“Es improbable que las nuevas religiones surjan de las cuevas de Afganistán o de las madrasas de Oriente Medio. Es mucho más probable que surjan de laboratorios de investigación. De la misma manera que el socialismo se adueñó del mundo prometiendo la salvación mediante el vapor y la electricidad, en las próximas décadas nuevas tecnorreligiones podrían conquistar el mundo prometiendo la salvación mediante algoritmos y genes.
A pesar de todos los discursos del islamismo radical y del fundamentalismo cristiano, el lugar más interesante del mundo desde una perspectiva religiosa no es el Estado Islámico o el Cinturón de la Biblia, sino Silicon Valley. Allí es donde gurúes de la alta tecnología están elaborando para nosotros religiones valientes y nuevas que tienen poco que ver con Dios y todo que ver con la tecnología.
Prometen todas las recompensas antiguas (felicidad, paz, prosperidad e incluso vida eterna), pero aquí, en la Tierra, y con la ayuda de la tecnología, en lugar de después de la muerte y con la ayuda de seres celestiales.”
Yuval Noah Harari: “Homo deus. Breve historia del mañana”

19 octubre 2018

¿Se puede educar filosóficamente a los jóvenes?


“Parece desmesurado, en esta situación, el proyecto de «educar filosóficamente a los jóvenes» en una orientación determinada (materialismo, idealismo, filosofía cristiana, &c.), y ello al margen de que este proyecto fuese considerado peyorativamente como «adoctrinamiento ideológico». Lo cierto es que la «formación del juicio» —si se quiere, de la opinión— en torno a las Ideas que tienen una mayor presencia en nuestros días (pongamos por caso: Idea de «conciencia», Idea de «libertad», Idea de «democracia», Idea de «verdad», Idea de «Estado de derecho», Idea de «persona», Idea de «dialéctica», Idea de «bien», Idea de «mal», Idea de «ética», Idea de «finalidad», Idea de «poder», Idea de «materia», Idea de «vida»,...) es un proceso en el que la educación reglada interviene en una proporción muy pequeña: son las experiencias sociales, vitales y profesionales que cada uno tenga en el curso de su vida lo que irá conformando ese juicio, es decir, su «filosofía personal». Pero tampoco vemos mayores razones para subestimar la importancia de la educación reglada en filosofía hasta el punto de proponer su total abolición. Desde luego, nos parece ridículo atribuir a esa educación reglada la responsabilidad de «enseñar a pensar» a los ciudadanos, como han argumentado tantos profesores y estudiantes con ocasión de los debates en torno a los efectos de la LOGSE. Argumentos contraproducentes, como debería haber sabido todo aquel que hubiese estudiado el Protágoras de Platón”
Gustavo Bueno: “¿Qué es la filosofia?  1995.

18 octubre 2018

Introducir en sus ánimos aquel sosiego con que fácilmente vuelve el juicio.


“Llevado pues al hospital un hombre de Juicio descompuesto, se ha de averiguar antes que todo, si la locura es natural, o provino de algún acontecimiento, si da esperanzas de sanidad, o es del todo desesperada,nos hemos de compadecer y doler de un  tan grande detrimento de la cosa mas noble de la alma humana, y se ha de tratar ante todas cosas al que lo padece, de suerte, que no se le aumente o tome fuerzas la locura, que es lo que sucede con los furiosos haciendo burla de ellos, provocándoles e irritándoles, y con los fatuos asintiendo y aprobando lo que dicen o hacen neciamente, e irritándoles a que desatinen mas ridículamente, como quien fomenta y aplica excitativos a la insensatez y necedad. Que cosa se puede decir mas inhumana que volver a uno loco para tener que reír, y hacer juguete de un  mal tan grande en el hombre? al contrario aplíquense a cada uno caritativa y seriamente los remedios necesarios; unos necesitan de confortativos y alimentos: otros de un trato suave y afable para que se amansen poco a poco como las fieras: otros de enseñanza: habrá algunos que necesiten de castigo y prisiones, pero úsese de esto  de modo que no sea motivo de enfurecerse mas: ante todas cosas, en cuanto sea posible, se ha de procurar introducir en sus ánimos aquel sosiego, con que fácilmente vuelve el juicio y la sanidad al entendimiento.”
Luis vives. (1492-1540): “Tratado del socorro de los pobres”.

17 octubre 2018

Hablan de la creación del mundo como si la hubieran presenciado.


“Los filósofos son gentes muy particulares. Hablan de la creación del mundo como si la hubieran presenciado. Definen lo absoluto como si hubieran estado durante años enteros frente a frente de esta abstracción; hablan de la nada y de la existencia del yo y del no yo, del por sí y del en sí, de la universalidad y de la individualidad, de la sociabilidad, de las nociones puras y simples, de la  incógnita X, &c., con tanta seguridad como si un plano celeste les hubiera facilitado los más exactos pormenores sobre estas cosas y estas ideas. Torturan y embrollan las nociones y definiciones más sencillas con una balumba de palabras ampulosas y sabiamente combinadas, pero vacías de sentido e ininteligibles, de manera que el hombre de buen sentido no sabe por dónde anda en semejante laberinto”
Luis Büchner 1824-1899, Fuerza y materia

16 octubre 2018

el ambiente es el determinante primordial del estado de salud.


“El análisis de las tendencias patológicas muestra que  el ambiente es el determinante primordial del estado de salud general de cualquier población. La  alimentación, la vivienda, las condiciones de trabajo, el grado de cohesión del vecindario, así como los mecanismos  culturales que permiten mantener  estable a la población, son factores decisivos para determinar cuán saludables se sienten las personas mayores y a que  edad tienden a  morir los adultos”
Ivan Illich. Nemesis médica.

15 octubre 2018

Una especie determinada de placer es capaz de restaurar a un enfermo deplorado.


Un caso raro, que refiere Theophilo Bonet en la segunda parte de su Medicina Septentrional, prueba, que  aún una especie determinada de placer es capaz de restaurar a un enfermo deplorado. Una mozuela Holandesa, de servicio, mortalmente herida de la pestilencia horrible del año de 1636, y puesta ya en estado de desesperar enteramente de su vida, fue depositada en un jardín, para que allí expirase sin el riesgo de comunicar a otros el contagio. Cuando todos huían, como de la muerte misma, de la infeliz moribunda, un joven que la amaba tiernamente, tuvo valor para ir a verla, y acariciarla. Reconoció que sus halagos la daban más aliento, que el que se podía esperar de su rendida vitalidad; con que se resolvió a continuarlos hasta el extremo de hacerle torpe compañía por tres noches consecutivas. La enferma fue mejorando sucesivamente, de modo, que al fin de las tres noches se halló perfectamente sana; y lo más es, que al amante no resultó daño alguno.
Benito Jerónimo Feijoo (1676-1764): “Teatro crítico universal / Tomo octavo. Discurso X Paradojas médicas”

14 octubre 2018

La paridera ha de tener lugar en la época del año que más convenga al ganadero.


“En un rebaño bien explotado, la paridera ha de tener lugar en la época del año que más convenga al ganadero, y además que las ovejas paran en el plazo más breve posible, para que se puedan descorderar casi todas las hembras de vientre u ordeño a la vez. En general conviene en esta comarca una paridera relativamente temprana (diciembre), especialmente cuando el ganadero cuente con provisión de alimentos o piensos para la invernía; y siendo la paridera consecuencia de la cubrición, deberán echarse los sementales a fines de junio para que las crías vengan a nacer en diciembre, y pueda comenzar a ordeñarse a últimos de enero o primeros de febrero. Para que el celo comience y la cubrición pueda realizarse en el período deseado por el ganadero, es preciso en primer lugar que las ovejas de vientre y los sementales estén sanos y bien nutridos en los meses de junio y julio, y si fuere necesario se provocará el celo en las hembras artificialmente, para lo cual la técnica veterinaria cuenta hoy ya con procedimientos modernos, como la inyección de estrógeno, o mejor aún, con la inyección de suero de sangre de yegua preñada. Si las ovejas de vientre no se hiciesen «altas» la mayoría, en la época que convenga, el ganadero puede recurrir al veterinario para la aplicación de estos procedimientos.”
Justino Pollos Herrera: “Como se  deba explotar un rebaño de ovejas” 1949.

13 octubre 2018

Es bueno mantenerse firme en las desgracias.


“Es bueno mantenerse firme en las desgracias y no dejarse llevar de la desesperación, porque  se ignora si los accidentes son bienes o  males; que nada se adelanta con afligirse; que los sucesos de la vida no merecen que tomemos por ellos un gran interés; y sobre todo, que la aflicción es un obstáculo para hacer lo que proceda en tales circunstancias. —¿Qué deberá hacerse entonces? —Tomar consejo de la razón sobre lo que acaba de suceder , reparar los efectos de la mala suerte * como se repara una mala jugada de dados; es decir, por los medios que la razón haya demostrado que son los mejores, y no obrar como los niños , que, cuando sufren una caída, llevan la mano a la parte herida y pierden el tiempo en llorar; antes bien acostumbrar su alma a aplicar prontamente el remedio a la herida, levantar lo que ha caído, y no malgastar el tiempo en llorar inútilmente.”
Platón: “República”

12 octubre 2018

Alma española...¿Y el cuerpo?:


“La alimentación española, es muy deficiente: siempre tuvimos fama de sobrios. Pues la influencia de la alimentación sobre la raza es considerable; tanta –dice M. Le Bon en su interesante obra L'Homme et les socíetés–, «que el régimen alimenticio modifica rápidamente el carácter, la piel, y, hasta cierto punto, la forma del ser viviente». La Anthropometric Comitée British Association, dice que las clases ricas de Inglaterra alcanzan en todas las edades una talla más elevada que las clases pobres. M. Topinard escribió en su famosa obra L’Anthropologie génerale, que «la mala nutrición produce sus efectos y los acumula sobre los individuos, de padres a hijos. Durand de Gross, en la Rivista Italiana di Sociologia, aduce concluyentes pruebas acerca del particular. M. Lagneau, en su estudio Influence du milieu sur la race, demuestra que la alimentación deficiente causa estragos en la constitución de los hombres. Y Olóriz, que enseñó Fisiología en nuestra Universidad Central, publicó en 1894 un libro que tituló El índice cefálico de España, en el que asegura que la talla de los ricos es, por regla general, dos centímetros mayor que la talla media de los pobres”.

Manuel B. Barroso: “¡Alma española!... ¿Y el cuerpo?”. 1903

11 octubre 2018

Beber caliente hace caer en mil lujurias y locuras.


"No hay cosa que más gaste el cuerpo de un mancebo que la vianda o el beber caliente, porque les enciende y quema las entrañas y los trastorna  y hace caer en mil lujurias y locuras.
No bebas después de cena; o si la necesidad te forzare, sea poca cosa, y fresca  y en ninguna manera recia.  Y si bebieres, pase por lo menos media hora antes que vayas a reposar.
Quando te levantas, trae a la memoria cuán poco tiempo de vida tenemos; y que de tan poco no es razón gastar mucho, ni perderlo en cosas de burla, en comidas, en niñerías, en necedades.
Todo el espacio de nuestra vida es muy breve, aunque todo lo empleásemos conforme a la razón."
Luis Vives “Introducción a la sabiduría” 1551.

10 octubre 2018

Día mundial de la salud "mental".

Denominar “ enfermedades mentales” a las conductas “inaceptables” o las conductas que se desvían de lo que la mayoría cree que debe ser o de lo que la sociedad espera, en vez de aclarar, confunde a la hora de ayudar a la gente con problemas. La “enfermedad mental” nos distrae de los problemas reales a los que debemos enfrentarnos. En vez de estar causados por “desequilibrios químicos” u otros trastornos biológicos, el desvío de las normas y las reacciones emocionales son el resultado de las dificultades que la gente tiene para satisfacer sus necesidades; tales conductas son el resultado de lo que esta gente ha aprendido en sus vidas. La solución es enseñarles cómo satisfacer sus necesidades, cómo comportarse y cómo enfrentarse y/o resolver sus problemas. Éste es un trabajo educativo, no médico.
Si una "enfermedad mental" tiene una causa orgánica, no hay duda de que el médico es la persona indicada para diagnosticarla y para tratarla. Pero en este caso, dicha enfermedad no tiene nada de "mental". Un tumor cerebral o una epilepsia no son más "mentales" que una flebitis o una úlcera de estómago por el simple hecho de localizarse en el cerebro.
Si no existen otras pruebas de la metafórica "enfermedad mental" más que la conducta del sujeto; si no se pueden identificar lesiones orgánicas, infecciones, virus, síntesis defectuosas de las aminas cerebrales, etc., para explicar un tipo de conducta anormal y sólo se puede observar dicho tipo de conducta, ¿dónde está, en tal caso, la enfermedad?: "Enfermedad" no es otra cosa que la conducta anormal observada. Lo que existe es una conducta que podemos observar y cuantificar, y el hecho de que sea anormal (con respecto a una norma, claro está) no justifica en absoluto la utilización del modelo médico.

Como ya señalaba Eysenck los trastornos del comportamiento se adaptan mejor a un modelo educativo, según el cual, para solucionarlos se requiere (re)educación, que a un modelo médico, que supone la aplicación de un tratamiento farmacológico. (R. Bayés). “Para entender las acciones de los hombres es más útil mirar su ambiente social que observar su sistema nervioso”. Ardila

09 octubre 2018

¿Somos los más débiles de todos los animales?


"En la primera aparición de la fuerza, el primer don que recibimos, es volvernos como un cuadrúpedo. ¿Cuánto tarda un hombre en andar con los pies? ¿Cuánto necesita para poder hablar? ¿Cuándo con su boca es capaz de triturar los alimentos? ¿Cuánto tiempo siente el ritmo en la parte superior de su cabeza?, todo indica ser el más débil entre todos los animales. Considerando las enfermedades y cuantos inventos y remedios contra los males, y a veces nuevas plagas los inutilizan. Los animales se guían por sus instintos en aquello que necesitan, algunos tienen un curso rápido, el otro impetuoso, otros vuelan, otros nadan: Pero el hombre no sabe, ninguna cosa alcanza sin haber sido enseñada, ni hablar, ni caminar ni comer, en un palabra, él no sabe nada excepto llorar espontáneamente, por lo que muchos han pensado que mejor no haber nacido, o a la mayor brevedad morir.
Por sí solo entre los animales le ha sido dado el llanto, la suntuosidad, el exceso en mil maneras y en toda su naturaleza, tiene la ambición, la avaricia, el deseo vivir de vivir con grandeza, la superstición, y a la atención de la sepultura, con la preocupación de lo que será después de él. Ningún animal tiene una situación más frágil, ni más desenfrenada pasión por todas las cosas, ni más miedo ni temores, ni más violenta furia.
Por último, los otros animales viven honestamente con los de su especie y los vemos juntarse y luchar contra diferentes especies. Los feroces leones no hacen la guerra entre ellos, los dientes de las serpientes no amenaza a las serpientes, incluso los monstruos del mar y los peces no son crueles, sino con las diferentes especies. Pero sin duda el hombre es del hombre de quien recibe la mayoría de los males."
Plinio el viejo: “Historia natural” . libro VII

08 octubre 2018

Defensa de las mujeres.


“En grave empeño me pongo. No es ya sólo un vulgo ignorante con quien entro en la contienda: defender a todas las mujeres, viene a ser lo mismo que ofender a casi todos los hombres: pues raro hay que no se interese en la precedencia de su sexo con desestimación del otro. A tanto se ha extendido la opinión común en vilipendio de las mujeres, que apenas admite en ellas cosa buena. En lo moral las llena de defectos, y en lo físico de imperfecciones. Pero donde más fuerza hace, es en la limitación de sus entendimientos. Por esta razón, después de defenderlas con alguna brevedad sobre otros capítulos, discurriré más largamente sobre su aptitud para todo género  de ciencias, y conocimientos sublimes.”
Benito Jerónimo Feijoo: “Teatro crítico universal”  Tomo I. Discurso XVI. 1726

07 octubre 2018

La serenidad del ánimo es la medicina universal.


“La serenidad del ánimo es la medicina universal que conserva los líquidos en su debida mensura y justo peso. El estrago que imprime en el humano cuerpo la alteración del pesar y la alegría, y otros afectos inmoderados, es tan sabido que a su rigor atribuyen los Médicos la causa de las varias y diferentes enfermedades de los humanos cuerpos. La especie aborrecida por el sumo pesar o el sumo gozo, hace su impresión en el celebro, y esta lo dispone  la fluxión; y este flujo derivado del celebro, es el origen y principio de todas las enfermedades interiores y exteriores, excepto aquellas que provienen de causa más remota, como un palo, una pedrada  un balazo.”
Diego de Torres Villarroel: “Tratados físicos médicos y morales.. “ Tomo IV. 1794

06 octubre 2018

Disolutos hasta el escándalo en el fondo.


“En España el siglo XVIII es devoto hasta la exageración en la apariencia, y disoluto hasta el escándalo en el fondo.
Adora la superstición y resulta volteriano. Quiere ser religioso y aparece filósofo. Propende a la devoción y lee con afán la Enciclopedia. Desea conservar la fe y se entrega a la licencia.
Es un buque sin brújula, sin timón y sin piloto, perdido en mares revueltos y desconocidos.
Invadida España por soldados de todas las naciones, con motivo de la guerra de Sucesión; combatidas sus creencias religiosas por los luteranos alemanes y los protestantes ingleses; inficionados sus nobles por las disolutas costumbres de Francia; gobernado el Estado por varios ministros extranjeros y favoritas intrigantes, el antiguo carácter nacional, altivo, severo, independiente, si no desaparece, se funde en un extranjerismo corruptor.
La nobleza, alejada de toda empresa justa y grande, cayó en la disolución; la clase media, la más ilustrada, permaneció oscurecida, y el pueblo, extranjero en su patria, vivió en la superstición y en la pobreza; resultando de todo esto, que la nación española, la primera entre todas en otra época, aparecía la última, no por su culpa, sí por la de sus gobernantes, que no la permitían adelantar un paso en el terreno de las ideas ni en el camino de las reformas.”
E. Rodríguez Solís “Historia de la prostitución en España y América”

05 octubre 2018

Esta alegría está siempre amenazada.

“Oyendo los gritos de alegría que subían de la ciudad, Rieux tenía presente que esta alegría está siempre amenazada. Pues él sabía que esta muchedumbre dichosa ignoraba lo que se puede leer en los libros, que el bacilo de la peste no muere ni desaparece jamás, que puede permanecer durante decenios dormido en los muebles, en la ropa, que espera pacientemente en las alcobas, en las bodegas, en las maletas, los pañuelos y los papeles, y  que puede llegar un día en que la peste, para desgracia y enseñanza de los hombres, despierte a sus ratas y las mande a morir en una ciudad dichosa.”

Albert Camus: “ La Peste”

04 octubre 2018

Las mujeres orinan en pie; los hombres se sientan para ello.


“Difusamente vamos a hablar del Egipto, pues de ello es digno aquel país, por ser entre todos maravilloso, y por presentar mayor número de monumentos que otro alguno, superiores al más alto encarecimiento. Tanto por razón de su clima, tan diferente de los demás, como por su río, cuyas propiedades  tanto lo distinguen de cualquier otro, distan los Egipcios enteramente de los demás pueblos en leyes, usos y costumbres. Allí son las mujeres las que venden, compran y negocian públicamente, y los hombres hilan, cosen y tejen, impeliendo la trama hacia la parte inferior de la urdimbre; cuando los demás la dirigen comúnmente a la superior. Allí los hombres llevan la carga sobre la cabeza, y las mujeres sobre los hombros. Las mujeres orinan en pie; los hombres se  sientan para ello. Para sus necesidades se retiran a sus casas, y salen de ellas comiendo por las calles, dando por razón que lo indecoroso, por necesario que sea, debe hacerse a escondidas, y que puede hacerse a las claras cualquier cosa indiferente. Ninguna mujer se consagra allí por sacerdotisa a dios o diosa alguna: los hombres son allí los únicos sacerdotes. Los varones no pueden ser obligados a alimentar a sus padres contra su voluntad; tan solo las hijas están forzosamente sujetas a esta obligación”
Herodoto: “Los nueve libros de historia”

03 octubre 2018

Lágrimas humanas congeladas.


“La limitada llanura aparecía completamente ocupada por aquellas oníricas construcciones confeccionadas con maderas de embalaje de naranjas y latas de leche condensada, con láminas metálicas provenientes de envases de petróleo o de alquitrán, con onduladas uralitas recortadas irregularmente, con alguna que otra teja dispareja, con palos torcidos llegados de bosques muy lejanos, con trozos de manta que utilizó en su día el ejército de ocupación, con ciertas piedras graníticas redondeadas en refuerzo de cimientos que un glaciar cuaternario aportó a las morrenas gastadas de la estepa, con ladrillos de «gafa» uno a uno robados en la obra y traídos en el bolsillo de la gabardina, con adobes en que la frágil paja hace al barro lo que las barras de hierro al cemento hidráulico, con trozos redondeados de vasijas rotas en litúrgicas tabernas arruinadas, con redondeles de mimbre que antes fueron sombreros, con cabeceras de cama estilo imperio de las que se han desprendido ya en el Rastro los latones, con fragmentos de la barrera de una plaza de toros pintados todavía de color de herrumbre o sangre, con latas amarillas escritas en negro del queso de la ayuda americana, con piel humana y con sudor y lágrimas humanas congeladas”
Luis Martín Santos: Tiermpo de silencio”

02 octubre 2018

Todos somos malos.


“Todos somos inconsiderados e imprevisores, irresolutos, susceptibles, ambiciosos: ¿a qué ocultar con palabras suaves la llaga pública? Todos somos malos. Así, pues, cada cual encuentra en su propio corazón aquello mismo que reprende en otro. ¿Por qué notas la palidez de éste, el enflaquecimiento de aquél? La epidemia está en todos. Seamos, pues, más tolerantes recíprocamente: malos, vivimos entre malos. Una sola cosa puede devolvernos la tranquilidad: el convenio de nuestra tolerancia. Aquel me ha ofendido; no le he devuelto la ofensa; pero tal vez habrás ofendido ya a otro o le ofenderás.”
Séneca: “ De la ira”

01 octubre 2018

La vergüenza viene en ayuda de los hombres o los envilece.


“La vergüenza viene en ayuda de los hombres o los envilece. La vergüenza lleva a la pobreza y la audacia lleva a las riquezas. Las riquezas no adquiridas por el robo, sino otorgadas por los dioses, son las mejores. Si alguien a causa de la pereza de sus manos ha arrebatado grandes riquezas, o con el ejercicio de su lengua ha despojado a otro y estas cosas son frecuentes, porque el deseo de ganancia turba el espíritu y la impudicia ahuyenta el pudor, los dioses arruinan fácilmente a tal hombre; su raza decrece, y no guarda él sus riquezas sino poco tiempo. Y es lo mismo el crimen de quien ofendiera con malos tratos a un suplicante o a un huésped, que el de quien subiera al lecho fraterno, cometiendo una acción impía por deseo de la mujer de su hermano, que el de quien, con el fraude, arruinara a niños huérfanos, y que el de quien abrumara con oprobios y palabras injuriosas a su padre al llegar éste al mísero umbral de la vejez. En verdad que Zeus se irrita contra ese hombre y le inflige un castigo terrible a causa de sus iniquidades.”
Hesiodo “ Los trabajos y los días”

30 septiembre 2018

Historias sabrosas de leer. Mil Gracias!!!


Como agradecimiento a  vuestras  felicitaciones por  mi 58 cumpleaños os  cuentos  unas breves historias sabrosas de leer: El Emperador Augusto decía que llegados los hombres a  cincuenta años o por propia voluntad habían  de morir, o habría que matarlos a la fuerza; opinaba que los que han tenido alguna felicidad,  en esta edad llegaban a la cumbre y aquí terminaba; intuía que a partir de esta edad lo que les pasa a los hombres son enfermedades graves, muerte de los hijos, pérdidas de hacienda, inoportunidades de yernos, entierro de amigos, mantenimiento de pleitos, pagar deudas,  suspirar por lo pasado, llorar lo presente, disimular injurias, oir lastimosas noticias  y tener otros infinitos trabajos.
Cayo Cornelio Tácito, en los “ Anales” cuenta que Pompeyo se encontró  un pueblo bárbaro de los montes Rifeos (Urales) que  tenía la costumbre  de no querer vivir más de cincuenta años y cuando llegaban a esta edad  hacían grandes hogueras y se quemaban vivos en ellas; los hijos, parientes y amigos  hacían una gran fiesta, comiendo las carnes asadas del muerto;  hacían polvo los huesos  y  se los bebían mezclados con vino, haciendo que las  entrañas de los hijos fueran los sepulcros de los padres. 
Plutarco dice en el libro “De Exilio,” que los Tebanos tenían por  ley  que después de llegar  a los cincuenta años de edad, no osase nadie  acudir a médico para curarse  porque  pensaban  que aquella edad no era ya para vivir más , sino para prepararse cada uno a morir.
Cornelia,  madre de los Gracos, decía a sus hijos   que las personas cuerdas,  de cincuenta años arriba habían de ocupar más sus pensamientos en como recibir la muerte  que no en  buscar  recetas  para  alargar la vida. 
Un  sabio de los Garamantes, antiguo pueblo del norte de África, que se enfrentó a Alejandro Magno, le recordaba  a éste las leyes por  las que se regía su pueblo, remarcando una ley que ordenaba  que ninguna mujer  viviera más de cuarenta años  ni ningún hombre más de cincuenta y si  con esa edad  no morían de muerte natural eran sacrificados a los dioses, porque, decía, gran ocasión es  a los hombres viciosos  pensar que han  de vivir muchos años.
Ya un poco más acá Schopenhauer dijo:  “Al paso que la primera mitad de la vida no es  más que una infatigable aspiración hacia la felicidad, la segunda mitad, por el contrario, está dominada por un doloroso sentimiento de temor, porque entonces se acaba por darse cuenta más o menos clara de que toda felicidad no es más que una quimera, y sólo el sufrimiento es real”.
Es probable que ni Augusto tuviera  razón, ni los Garamantes atinaran, ni los tebanos anduvieran acertados, ni Cornelia aconsejara bien a sus hijos, ni los bárbaros de Pompeyo obraran cuerdamente; también erraría Schopenhauer, porque ni la primera mitad de la vida nos la pasamos buscando la felicidad, ni nos vamos a pasar el resto con sentimientos de temor y, además, hemos  aprendido a no tomárnosla demasiado en serio, pues no saldremos vivos de ella.

29 septiembre 2018

La mujer pública.


“A los que osan decir que nuestro producto no es útil, podemos probar que lo es tanto o más que los vestidos, el calzado, el mobiliario, sólo considerando que fue y es universalmente pedido, mientras que la mayor parte de los humanos han vivido y viven casi desnudos y sin muebles.
Nuestra profesión sufre la concurrencia de las mujeres legítimas. La principal diferencia entre estas profesiones consiste en que nuestras concurrentes trafican al por mayor y nosotras al menudeo. Nosotras vendemos nuestra mercancía a todo el mundo; ellas la suministran a un contratista vitalicio, aunque sea tan repugnante siempre como nos lo parezca breve rato alguno de nuestros clientes.
Dicen que su mercancía es mejor que la nuestra; puede dudarse de ello al ver el número considerable de casados que vienen a pedirnos lo que probablemente su legítima no ha podido suministrarle.
En general, las aspirantes al matrimonio tienen en tan poca estimación su propio valor, que en lugar de hacerse pagar lisa y llanamente como nosotras, se ven obligadas a presentar un dote, es decir, una cantidad para darse de balde y con dinero encima. Su valor es, pues, negativo, menor que nada.”
Paul Robin: “La mujer pública” 1908.


28 septiembre 2018

Remedio contra la ira.


"Habiendo tratado lo concerniente a la ira, pasemos a sus remedios. En mi opinión, son de dos clases: unos para no caer en ella, otros para preservarnos de sus faltas. Así como en la medicina del cuerpo hay remedios para conservar la salud y otros para restablecerla, así también no son iguales los medios para repeler la ira y para triunfar de ella. Algunos preceptos abrazarán la vida entera, y se dividirán entre la educación y las edades sucesivas. La educación exige especial cuidado, y sus frutos se recogen en lo porvenir; porque es cosa fácil amoldar los espíritus tiernos aún, y difícil extirpar los vicios que han crecido con nosotros. La naturaleza de los espíritus, vehementes es harto ocasionada a la ira; porque así como hay cuatro elementos, fuego, agua, aire y tierra, existen cuatro potencias correspondientes, frío, calor, humedad y sequía. De la mezcla de los elementos resulta la variedad de parajes, animales, cuerpos y costumbres, arrastrando a los espíritus diferentes inclinaciones, según la fuerza del elemento que en él domina. por esta razón decimos que tales regiones son húmedas o secas, frías o cálidas. Las mismas diferencias se encuentran entre los animales y entre los hombres.”
Séneca: “ De la ira”

27 septiembre 2018

Tres maneras de alcanzar la felicidad.


“O bien se pretende poder conseguir la felicidad en el mundo tal como es, en la vida actual e individual, sea por el libre ejercicio de los sentidos, la riqueza y la variedad de las sensaciones, sea por el desarrollo de las altas facultades del espíritu, el pensamiento, la ciencia, el arte y las nobles emociones que de él resultan, sea por la actividad heroica, el gusto de la acción, la pasión del poder y de la gloria. O bien se aplaza la idea de la felicidad, se la considera realizable para el individuo en una vida trascendente después de la muerte; es la esperanza en que se precipita la mayoría de los que sufren, los pobres, los despreciados del mundo, los desheredados de la vida; es el asilo abierto por las religiones y particularmente por el cristianismo a las miserias irremediables y a los dolores sin consuelo. O bien, en fin, abandonando el más allá trascendental, se  concibe un más allá terrestre, un mundo mejor que el mundo actual, que cada generación prepara sobre la tierra por sus trabajos y sus fatigas. Se hace el sacrificio de la felicidad individual para asegurar la llegada de ese nuevo ideal, se eleva uno al olvido de sí mismo, a la conciencia y a la voluntad colectivas, se goza con la idea de esa dicha por la cual se trabaja y que otros disfrutarán, lo desea uno así para sus descendientes, y se embriaga uno con esa idea y con los sacrificios que reclama. Este noble sueño de la dicha de la humanidad futura sobre la tierra por los descubrimientos de las ciencias, por las aplicaciones de la industria, por las reformas políticas y sociales, es la filosofía del progreso, que en algunos espíritus entusiastas se convierte en una religión.”
Erasmo Maria Caro: “El pesimismo en elS. XIX”

26 septiembre 2018

Dulce es gozar de los bienes presentes y cruel desear los de fuera.


“No aspires a ganancias ilícitas, porque equivalen a la ruina. Ama al que te ame, ayuda al que te ayude, da al que te dé; pero no des nada a quien no te dé nada. Se da, en efecto, al que da; pero nadie da a quien no da nada. Buena es la liberalidad; pero la rapiña es mala y mortal. Si alguien da, aunque sea mucho, y por su propio impulso, se alegra de dar y está contento de ello en su corazón; pero el que roba escudándose en su impudicia, aunque sea poco, queda con el corazón desgarrado, porque si añades lo poco a lo poco, pero frecuentemente, pronto lo poco se hará mucho. El que añade a lo que posee, evitará el hambre negra. Lo que está seguro en casa no inquieta al amo. Más vale que esté todo en casa, ya que lo que hay fuera está expuesto. Dulce es gozar de los bienes presentes y, cruel desear los de fuera. Te aconsejo evitar todas estas cosas.”
Hesiodo :“ Los trabajos y los días”

25 septiembre 2018

Einstein y los Derechos Humanos.


“La existencia y la validez de los derechos humanos no están  escritos  en las estrellas. Los ideales sobre la conducta mutua de los seres humanos y la organización más acorde de la comunidad, los concibieron y enseñaron individuos ilustres a lo largo de toda la historia. Estos ideales y creencias derivados de la experiencia histórica, el anhelo de belleza y armonía fueron aceptados muy pronto por el hombre. . . y pisoteados siempre por la misma gente impulsada por la presión de sus instintos animales. Una gran parte de la historia exhibe la lucha en favor de esos derechos humanos, una lucha eterna en que la que no se producirá nunca una victoria decisiva. Sin embargo, desfallecer en esta tarea significaría el hundimiento de la sociedad”
Albert Einstein: “Mis creencias”.

24 septiembre 2018

Dia mundial de la investigación del cáncer.


"El cáncer es una enfermedad penosa en que el enfermo pasa su vida desgraciada en continuos tormentos: hasta que al fin espira en las agonías del dolor, sin encontrar a su mal otro alivio que el opio. Algunos ignorantes o charlatanes engañan al vulgo, haciéndole creer que habían encontrado el específico para esta enfermedad cruel: y los enfermos, seducidos con las promesas consoladoras que les hacen, aumentan sus males con el mal sabor de remedios ponzoñosos, sin experimentar el más pequeño alivio en sus dolores. Sin embargo, estos ignorantes quieren hacer creer que han curado esta enfermedad: citando hasta las personas que la padecían, y lo atestiguan: y como el pueblo cree sin pararse a reflexionar pondera estas supuestas curaciones, y el remedio logra hacerse famoso. El mas ligero examen basta para desengañar a los que en esta parte tienen algún conocimiento: los bultos que salen en las glándulas, se curan por medio de disolventes dispuestos para el caso; estos cánceres, pues, de que hablan los charlatanes no eran otra cosa que unos bultos que hubieran al fin podido degenerar en cáncer. Los hombres instruidos, y que saben pensar, siguen otro método distinto; observan los progresos del mal, los efectos de los diferentes remedios que aplican, y manifiestan modestamente el resultado de sus observaciones. El ilustre Stork ha encontrado en la cicuta, tomada en polvo o en extracto, el único remedio con que hasta ahora se ha conseguido, si no curar siempre el mal, por lo menos moderarlo.
Es cosa probada que el cáncer incipiente se ha curado algunas veces, y en otras se ha impedido su progreso con la cicuta tomada interiormente, y mezclada con mercurio; el cual se aplica también exteriormente. Se debe entender que hablamos del cáncer oculto y poco doloroso; principalmente cuando tiene alguna complicación venérea."

Jorge Buchan: “Medicina doméstica o tratado completo de método de precaver y curara las enfermedades con el régimen y medicinas simples” 1818

23 septiembre 2018

¿Se repetirá la historia?


La falta de recursos de las pequeños  pueblos rurales y la consiguiente imposibilidad en que se  han encontrado de procurar a sus hijos  la más rudimentaria e incompleta educación, lo mismo que de atender  al cuidado y curación de los enfermos pobres, mientras que la administración no tomó a su cargo estos importantísimos servicios, explica, suficientemente a nuestro  juicio, la razón de que la caridad cristiana haya procurado acudir al remedio de tan apremiantes necesidades, con el crecido número de fundaciones piadosas que en la provincia han existido consagradas a estos elevados fines.
Policarpo Mingote y tarazona: Guia del viajero en León y su provincia. 1879.

21 septiembre 2018

Tener compasión de los afligidos.


“Humana cosa es tener compasión de los afligidos, y aunque a todos conviene sentirla, más propio es que la sientan aquellos que ya han tenido menester de consuelo y lo han encontrado en otros: entre los cuales, si hubo alguien de él necesitado o le fue querido o ya de él recibió el contento, me cuento yo. Porque desde mi primera juventud hasta este tiempo habiendo estado sobremanera inflamado por altísimo y noble amor (tal vez, por yo narrarlo, bastante más de lo que parecería conveniente a mi baja condición aunque por los discretos a cuya noticia llegó fuese alabado y reputado en mucho), no menos me fue grandísima fatiga sufrirlo: ciertamente no por crueldad de la mujer amada sino por el excesivo fuego concebido en la mente por el poco dominado apetito, el cual porque con ningún razonable límite me dejaba estar contento, me hacía muchas veces sentir más dolor del que había necesidad. Y en aquella angustia tanto alivio me procuraron las afables razones de algún amigo y sus loables consuelos, que tengo la opinión firmísima de que por haberme sucedido así no estoy muerto.”
Giovanni Boccaccio: Decamerón

20 septiembre 2018

Para qué sirve "saber".

"La mayoría de la gente piensa, efectivamente, sobre el saber lo siguiente: Que no es algo eficaz, ni algo que rige, ni algo que manda. Antes bien, está convencida de que, muchas veces, aun dándose en un hombre el saber, no es su saber el que manda, sino otra cosa: unas veces la pasión, otras el placer, otras la tristeza; a veces el amor, frecuentemente el temor. En una palabra, consideran, sin más, el saber como algo traído y llevado por todo lo demás, igual que un esclavo."
Platón. "Protágoras"

19 septiembre 2018

El vicio de la envidia.


“Pocos hombres hay en que concurran todos los vicios y muchos menos son los que del todo carecen de ellos, y si algún hombre hay que sea bueno es envidiado, y si es malo es envidioso; por manera que con el vicio de la envidia o hemos de perseguir o ser de ella perseguidos. Podemos nos guardar del mentiroso con él no hablando; del soberbio, con él no nos igualando; del perezoso, con él no parando; del lujurioso, con él no conversando; del goloso, con él no comiendo; del furioso, con él no riñendo, y del avaro ninguna cosa le pidiendo; mas del envidioso, ni abasta huirle ni menos halagarle. Es tan esento el vicio de la envidia, que no hay homenaje que no escale, ni muro que no derrueque, ni mina que no contramine, ni potencia que no resista, ni hombre a quien no acometa”.
Fray Antonio de Guevara. “Epístolas familiares”. Libro I.

18 septiembre 2018

¿Qué somos?.

  
"Qué somos nosotros, qué es nuestro carácter sino la condensación de la historia que hemos vivido desde nuestro nacimiento, antes de nuestro nacimiento incluso, dado que llevamos con nosotros disposiciones prenatales? Sin duda no pensamos más que con una pequeña parte de nuestro pasado; pero es con nuestro pasado todo entero, incluida nuestra curvatura de alma original, como deseamos, queremos, actuamos... "
Henri Bergson: “Memoria y vida”

17 septiembre 2018

Locura y civilización.


"La locura no se puede encontrar en estado salvaje. La locura no existe sino en una sociedad, ella no existe por fuera de las formas de la sensibilidad que la aíslan y de las formas de repulsión que la excluyen o la capturan. Así, se puede decir que en la Edad Media, y después en el Renacimiento, la locura está presente en el horizonte social como un hecho estético o cotidiano; después en el siglo XVII, a partir del internamiento, la locura atraviesa un periodo de silencio, de exclusión. Ella ha perdido esa función de manifestación, de revelación que tenía en la época de Shakespeare y de Cervantes (por ejemplo, Lady Macbeth comienza a decir la verdad cuando deviene loca), ella deviene irrisoria, falaz. Finalmente, el siglo XX somete la locura, la reduce a un fenómeno natural, la liga a la verdad del mundo. De esta toma de posesión positivista debían derivar, de una parte, la filantropía despreciadora que toda psiquiatría manifiesta frente al loco y, de otra parte, la gran protesta lírica que se encuentra en la poesía desde Nerval hasta Artaud, y que es un esfuerzo por volver a dar a la locura una profundidad y un poder de revelación que habían sido aniquilados por el internamiento.
Michel Foucault : “Locura y civilización”

14 septiembre 2018

¡Más adelante!


¡Piu Avanti!
No te des por vencido, ni aún vencido,
no te sientas esclavo, ni aún esclavo;
trémulo de pavor, piénsate bravo,
y arremete feroz, ya mal herido.
Ten el tesón del clavo enmohecido
que ya viejo y ruin, vuelve a ser clavo;
no la cobarde intrepidez del pavo
que amaina su plumaje al primer ruido.
Procede como Dios que nunca llora;
o como Lucifer, que nunca reza;
o como el robledal, cuya grandeza
necesita del agua y no la implora...
¡Que muerda y vocifere vengadora,
ya rodando en el polvo, tu cabeza!
Pedro Bonifacio Palacios (Almafuerte) “Siete  sonetos  medicinales”

13 septiembre 2018

Cuando la depresión era acedia y la medicina religión.


“Muchas veces nos entristecemos y padecemos algún asco a los preceptos, exhortaciones, consejos, oraciones y otras virtudes, y esta tristeza es la que se llama acedia o pereza. Nace esta acedia del demasiado apego a las cosas temporales y deleites de la vida presente, y del miedo y horror que contemplamos en el camino de la bienaventuranza. Es pecado mortal de su naturaleza la acedia, porque es contra la caridad propia; puede ser venial cuando falta el lleno consentimiento, y cuando la materia es leve, v. g. cuando el hombre se entristece, no del bien espiritual porque es espiritual, sino es por razón de alguna circunstancia de lugar o tiempo, como el que siente ayunar en día de fiesta, o decir Misa a las doce, u otro motivo accidental. Finalmente, cuando la acedia es del bien espiritual absolutamente, y con lleno consentimiento, siempre es pecado mortal.”

Diego de Torres Villarroel: “Tratados físicos, médicos y morales, vida natural y católica”. Tomo IV. 1794

12 septiembre 2018

¡Contéstale, si puedes!.


"Si la existencia del analfabetismo se debe a la miseria, ¿por qué regiones ricas, como Cataluña y Levante tienen más analfabetos que otras relativamente más pobres, como Castilla la Vieja y León? Si la razón de aquél hay que buscarla en el carácter de la raza, ¿por qué el español que emigra a América se instruye allí tanto y tan bien como los demás inmigrantes? Cuando se aduce como explicación el carácter agrícola y rural de nuestro pueblo, ¿por qué provincias como las de Álava y Palencia tienen menos analfabetos que las de Vizcaya y Barcelona? Y si se arguye la falta de medios de comunicación, ¿a qué se debe que el analfabetismo esté más desarrollado en Málaga o Alicante que en León o Zamora?
Lorenzo Luzuriaga "El analfabetismo en España" ( 1926)

11 septiembre 2018

El colmo de la ingratitud, la muerte más miserable.


“ Porque ¿qué clase de justicia es aquella que permite que cualquier aristócrata, banquero, financiero  -u otro de esos que no hacen nada, o nada que tenga gran valor para el bien público- lleve una vida holgada y suculenta, en el ocio o en ocupaciones superfluas, al paso que el obrero, el carretero, el bracero y el labriego han de trabajar tan dura y asiduamente como bestias de carga -a pesar de que su labor sea tan útil que sin ella ningún estado duraría ni un año-, soportando una vida tan mísera que parece mejor la de los burros, cuyo trabajo no es tan incesante y cuya comida no es mucho peor, aunque el animal la encuentre más grata y no tema el porvenir?  Más a los obreros aguijonéalos la necesidad de un trabajo infructuoso y estéril y los mata la premonición de una vejez indigente, puesto que el jornal cotidiano es tan escaso que no basta para el día, imposibilitando que puedan aumentar su fortuna guardando algo cada día para asegurar su vejez. ¿No es ingrato e inicuo el estado que a los nobles -así los llaman-, a los banqueros y demás gente holgazana o aduladora, les prodiga tantos placeres frívolos y sofisticados y tantas riquezas, al paso que mira impasible a los campesinos, carboneros, peones, carreteros y obreros, sin los cuales no existiría ningún estado? Tras abusar de su trabajo mientras están en sus mejores años, el estado -cuando más tarde están abrumados por los años o por una enfermedad que los priva de todo-, olvidándose de tantos desvelos, de tantos servicios prestados por ellos, los recompensa, en el colmo de la ingratitud, con la muerte más miserable”.
Tomás Moro (1478-1535)  "Utopía"

10 septiembre 2018

Temperamento y salud de los leoneses/as (S. XIX)

El temperamento predominante en los naturales es el linfático, pero muy combinado y auxiliado del nervioso: así que no se ven aquí esas formas mórbidas y sin expresión; al contrario, la sensibilidad es muy impresionable, y las facultades intelectuales desenvueltas. Hay  muchos vicios escrofulosos, algunos herpéticos, bastantes raquitis, muchas caries dentarias, pero pocas tisis pulmonares.
Las enfermedades mas comunes son las afecciones catarrales y reumáticas, las fiebres intermitentes, las remitentes y continuas que degeneran fácilmente en tifoideas, las erisipelas, los infartos crónicos de las  visceras del vientre, y todo género de neuralgias.
 Vicente Diez Canseco. “Historia de la epidemia de viruelas que reinó  en León en el invierno de 1862 a 63” ( Este genial médico, escritor y político nació en Genicera en 1813)

09 septiembre 2018

El perfil psicológico de los madrileños/as. (S.XVIII)



"El físico de los madrileños alcanza, salvo las naturales excepciones, escaso desarrollo, siendo los hijos de la capital pequeños, delgados, de complexión débil pero de fisonomía expresiva, de aspecto agradable y de ingenio feliz, de que sin duda les proviene el calificativo vulgar de gato de Madrid.

El madrileño ha sido siempre poco sufrido en materia de abusos del poder, y en unión de las demás villas y ciudades de España se alzaron sus hijos en la época de las Comunidades contra la rapacidad de los flamencos, el despotismo de los nobles y la  tiranía del monarca.
Ahora bien; si como ha dicho un ilustrado autor, el pueblo español con la misma presteza que se inflama se apaga, el pueblo madrileño es el más claro reflejo del pueblo español, pues en él la ira está siempre próxima a la calma, el llanto siempre cerca de la risa, la tragedia siempre vecina del sainete.
Cuando no puede el madrileño empuñar la navaja esgrime la sátira, y cuando no puede disparar un fusil dispara un epigrama.
Ni el rigor  le doma, ni el castigo le aterra, ni la muerte le espanta. Es valiente y generoso; desprendido hasta la demasía; amigo de fiestas, hasta la exageración, y tan entusiasta de su patria como enemigo de todo lo extranjero.
La madrileña es notable por sus delicadas formas, por su andar garboso, por su flexible talle, por su natural despejo, y por cierta gracia particular que hacen de ella un resumen y compendio de la andaluza, la valenciana y la hija de Castilla."
E. Rodríguez Solís “ Historia de la prostitución en España y América” Tomo II

08 septiembre 2018

El suyo, siempre malo....


“Al Manzanares bajaban las doncellas en busca de marido; las casadas a trocar el suyo, que siempre juzgaban malo, por otro al que profetizaban bueno y perfecto; las viudas en busca de un cónyuge, que reemplazara al que habían perdido, afirmando, contra la opinión que dejamos expuesta de las casadas—en la apariencia, porque en el fondo eran del mismo parecer,—que nunca el nuevo sería tan bueno como el antiguo; también bajaban las viejas, ya para recordar tiempos mejores, ya porque rebozadas con el manto y desfiguradas con los afeites esperaban dar gato por liebre a algún desdichado.”
E. Rodríguez Solís “ Historia de la prostitución en España y América” Tomo II

07 septiembre 2018

La vida real en tiempos de la felicidad.

Hoy  os recomiendo  este libro,  escrito por los psicólogos Marino Pérez Álvarez, José Carlos  Sánchez González y Edgar Cabanas. Su lectura, más que conveniente es necesaria, en tiempos en que la  felicidad y la actitud positiva son la ideologia  de nuestro tiempo. Perseguir la felicidad se nos presenta  casi como una obligación. Preocuparse por el propio desarrollo, pase lo que pase a nuestro alrededor, nos parece lo más natural. La psicologia positiva se autoproclama como la ciencia de la felicidad y nos ofrece técnicas para ser felices, difíciles de rechazar, bajo el supuesto de que  quien  no es feliz es porque no quiere.
La tesis  de este libro es que no existe tal ciencia d e la felicidad y que  su discurso no conduce a una vida con más sentido, ni individual ni colectivo. Escrito por psicólogos de distintas especialidades, este volumen aporta una crítica integral de la psicología  y de la ideología positivas d e nuestro tiempo.

Sin dejar de reconocer  la racionalidad de la psicología  positiva, muestra la inconsistencia de sus  fundamentos y hallazgos científicos. Más que una ciencia, el sentido de la psicología positiva se enmarca en una tradición ideológica muy peculiar (norteamericana, individualista y neoliberal). Por ello, la psicología positiva encierra su propio camino de servidumbre en el mundo del trabajo y de la nueva empresa. En definitiva, se propone un enfoque alternativo –sin recetas ni promesas- sobre la cuestión de la  felicidad y su función en nuestras vidas.

06 septiembre 2018

Riqueza y desgracia.


"De que la riqueza no es la felicidad, ni la pobreza la desgracia, se ven pruebas por todas partes. Observa cualquiera diversión en que haya ricos y pobres, y verás que la alegría está en razón inversa del precio de las localidades; que los que han pagado poco se divierten, y los que se aburren y se hastían están siempre entre los que ocupan los asientos más caros. En los paseos puedes hacer la misma observación: el aire de tristeza suele aumentar con el precio del traje, y casi nunca se ven alegres más que los pobres y los niños".
Concepción arenal " La cuestión social"

05 septiembre 2018

"No pudiendo matarme mis enemigos, vine a morir a manos de médicos"


El emperador Aureliano murió de sesenta y seis años, en los cuales todos jamás se purgó, ni se sangró, ni medicó, sino que cada año entraba en el baño, cada mes hacía un vómito, cada semana dejaba de comer un día y cada día se paseaba una hora. El emperador Adriano, como en su mocedad fuese voraz en el comer y desordenado en el beber, vino en la vejez a ser muy enfermo de la gota y mal sano de la cabeza, por cuya ocasión andaba cargado de médicos y experimentando muchas medicinas. Si alguno quisiere saber el provecho que las medicinas le hicieron, y los remedios que los médicos le hallaron, podráse conocer en que a la hora que falleció mandó poner estas palabras en su sepulchro: «Perii turba medicorum». Como si más claro dijera: «No me habiendo podido matar mis enemigos, vine a morir a manos de médicos». Del emperador Galieno cuentan una cosa digna, por cierto, de saber, y graciosa de oír, y es que estando aquel príncipe malo, y muy malo, de una ciática, como un gran médico le curase, y mil experiencias en él hiciese sin le aprovechar cosa, llamóle un día el emperador y dijole: «Toma, Fabato, dos mil sextercios, y has de saber que si te los doy no es porque me curaste, sino porque nunca más me cures». ¡Oh, a cuántos y cuántos médicos podríamos hoy decir lo que dixo el emperador Galieno a su médico Fabato, los cuales, si no se llaman Fabatos, los podríamos llamar con razón bobatos, porque ni conoscen el humor de que la enfermedad peca, ni aplicar la medicina necesaria. 
Antonio de Guevara. "Epsitolas familiares  " Libro I"